miércoles, 6 de enero de 2010

¿Nacional y Popular?

El gobierno, discursivamente “nacional y popular”, pide la renuncia del presidente del BCRA (Para lo cuál es necesario contar con el visto bueno del Senado dado que es un organismo independiente del PEN) porque alegan que el mismo no tiene la intención de liberar los recursos para el “fondo del bicentenario”.
Intentemos ser claros, por un lado debemos decir que Martín Redrado es un claro representante del stablishment, basta con recordar que apareció en la escena publica de la mano del nefasto Domingo Cavallo. Pero por otro lado también tenemos que dejar bien en claro que este gobierno, discursivamente de centro-izquierda, pretende hacer uso de las reservas públicas para pagar una deuda probadamente ilegitima[1] y así volver a los ahora “supuestamente benévolos” mercados de crédito.
Vale preguntarse entonces, si este gobierno se presenta como la antítesis de los años 90`, ¿Por qué seguir con las políticas de endeudamiento? ¿Por qué no usar esos recursos para beneficiar a los millones que están sumergidos en la pobreza? ¿Por qué volver a los mercados de crédito que dejaron al país en la miseria tras imponer durante décadas sus nefastas condiciones? ¿Cómo justificar esta vuelta a los mercados de crédito? ¿No se beneficiaran nuevamente a los grupos concentrados de la economía con estas medidas? ¿Qué tienen que ver estas decisiones con la voluntad popular?... preguntas, la mayoría sin respuestas.
Tensiones y ambivalencias de un gobierno que llevo adelante medidas muy interesantes que vale la pena profundizar (AFJP, Ley de servicios de comunicación audiovisuales, Asignación universal por hijo), y medidas nefastas, sumadas a acciones poco claras.
Debemos profundizar lo conseguido que, más que producto de las decisiones del gobierno nacional, son conquistas populares por las cuales se han luchado muchos años. Y a frenar estas iniciativas que lejos están de ser consideradas “medidas nacionales y populares”.
Otra vez Mariategui nos recuerda: “ni calco ni copia, creación heroica”… tenemos que construir un nuevo espacio por fuera de las estructuras viciadas de los partidos históricos. Ese creo que debe ser el rol que debe asumir la juventud argentina. La historia hablará…





El Infernal.

[1] Caso Alejandro Olmos y la ilegitimidad de la deuda pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario